SITB-USO no suscribe el ERTE

En la mañana de hoy, la Empresa junto con UGT,CCOO,BUB y ELA han aprobado un nuevo ERTE para las plantas de Burgos, Basauri y Usánsolo, desde el 22 de mayo hasta el 30 de septiembre, lo que sumado al ERTE vigente en la actualidad representa más de 6 meses.

El ERTE se ha presentado por causas productivas, organizativas y económicas generales debido a la crisis del COVID-19 y el frenazo en el sector de la automoción.

Tras tres reuniones con la representación legal de los trabajadores, SITB-USO ha tomado la decisión de no firmar este nuevo ERTE, no a causa de las condiciones económicas, que son las mismas que en el actual, si no debido a la mala gestión que ha realizado la Empresa la hora de rescatar a los trabajadores, ya que no se cumplieron los criterios pactados para el rescate ni la rotación del personal solicitada. En esta ocasión para SITB-USO era absolutamente necesario un compromiso por escrito para que esta situación no se vuelva a producir y así asegurar que los rescates se realicen según los criterios pactados y las rotaciones hagan que la afectación a la plantilla sea lo más proporcional posible, respetando la productividad, pero sin discriminar a ningún trabajador, evitando que como ha pasado los últimos dos meses se cree una desigualdad económica entre compañeros, porque mientras unos han estado afectados los dos meses otros apenas lo han estado unos pocos días.

SITB-USO en la reunión de ayer presentó una propuesta a la Empresa de rotación para toda la plantilla, que supone que como mínimo todos los trabajadores estén desafectados del ERTE 60 días, propuesta que ha sido tachada por la Empresa en el día de hoy como irrealizable, obviando que hay empresas del sector que lo han realizado de ese modo.

Además SITB-USO considera indispensable la aceptación de esta propuesta, pues tras recibir la información de días de trabajo del resto de plantas europeas, hemos podido comprobar que las plantas españolas se están viendo más afectadas.

En nuestra opinión al no reflejar en el acuerdo este compromiso de días de trabajo que nos garantice unas mínimas producciones, se da pie a que la compañía a nivel europeo pueda deslocalizar producción al resto de plantas europeas, debido a la actual facilidad legislativa que existe en España y a la aprobación del resto de sindicatos.

En el vigente ERTE, SITB-USO fue firmante del acuerdo, al ver la necesidad de conseguir entre todos frenar la pandemia que asolaba España, pero la desigualdad entre trabajadores, la mala gestión en la fábrica de Burgos a la hora de cumplir los criterios pactados de rescate de trabajadores y su rotación, más la posibilidad de no asignar carga de trabajo a las plantas españolas, nos ha llevado a no suscribir este nuevo acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *